Noticias

Comercios listos para la reapertura más segura

Así atenderán en Drop

Tras hacer ‘puzzles’ con proveedores ansían la vuelta al trabajo. Barajan un horario de seis horas en la fase 1

Durante el cierre por causa mayor, el pequeño comercio no ha estado de brazos cruzados, sino haciendo cábalas con proveedores para ajustar su stock y pedidos tanto para la campaña de verano, cuyos productos se estaban recibiendo cuando el estado de alarma, como para la de invierno, para la que ya habían realizado encargos; en este sentido, se constata, sobre todo, la flexibilidad de los proveedores de marcas españolas. Aunque desde ayer el pequeño comercio de moda y complementos puede atender a sus clientes con cita previa, no será, previsiblemente, hasta el 11 de mayo, de acuerdo a la situación en que se encuentra la provincia almeriense frente a la COVID-19 para pasar a la denominada fase 1, cuando vuelva a subir las persianas conforme a la llamada ‘nueva normalidad’. Si bien desde el Ministerio de Sanidad no se han expuesto las directrices de higiene y seguridad que deben de adoptar estos establecimientos hasta este pasado domingo, a través de la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado que determina las condiciones de desarrollo de la actividad de comercio minorista, las tiendas ya se ponían con antelación a tomar una serie medidas para proveerse de material de protección y desinfección para que la reapertura no les pillase fuera de juego.

Los comercios de textil en Almería han optado por métodos comunes para desinfectar el local y proteger a clientes y trabajadores y diferentes a la hora de tratar la ropa. En este sentido, Jaime Peña, gerente junto a sus dos hermanos de las tiendas del Grupo Drop, detalla que han adquirido 20 vitrinas de cristal en las que una máquina inyecta ozono para sus comercios de la provincia y fuera. En este sentido, tanto antes como después de probarse una prenda se introduce en esta vitrina durante unos minutos para limpiarla de posibles virus y bacterias. Por otro lado, a los clientes se les cederá para su estancia en el local unas pantallas protectoras para la cara, similar a la que portarán los trabajadores, que tras su uso igualmente se introducirá en la vitrina, además, a la entrada se les proveerá de guantes o gel hidroalcohólico. José Luis Guillén, responsable junto a su hermano Jorge de Guillén y Twenty Two, explica que la plantilla portará mascarillas y guantes, se desinfectarán los probadores cada vez que sean utilizados por un cliente, así como la tienda, a través de una empresa especializada en lo mismo que realizará la operación según sus criterio. Asimismo, en estas tiendas ubicadas en Obispor Orberá en la capital, se contará con gel hidroalcohólico en distintos puntos del establecimiento y, tras desinfectar las prendas, éstas se dejarán en cuarentena. Otros comercios seguirán la estela de grandes cadenas y en lugar de ozono utilizarán la máquina de vapor que emplean para el planchado de la ropa ya que dicen estropear menos el textil. 

Las tiendas se aprovisionan de material de protección para empleados y clientes

Antonio Robles de Bolsos Carlos igualmente explica que a la entrada de sus locales también habrá gel, se controlará el aforo, y se limpiará constantemente con lejía el mostrador, “siguiendo lo que han estado haciendo estos días los supermercados”. 

Las tiendas de Plazas Suizos también se han abastecido de protección individual para los trabajadores y gel hidroalcohólico o guantes para los clientes; asimismo, para sus pies sustituirán las medias desechables por otros calcetines de plástico. Desde este comercio, por otro lado, se ha apostado también por potenciar el servicio a domicilio reforzando su web dando la posibilidad incluso de contar con el calzado en casa el mismo día de la compra si se vive en la capital. “Tenemos muchas ganas de volver a abrir, de ver a nuestros clientes, ya que muchos de ellos, tras años de depositar su confianza en nosotros, son mucho más, por lo que intentaremos que su compra siga siendo tan agradable como siempre”, apunta Mar Plaza. 

En general, los comercios desean que los clientes durante su compra tengan una experiencia segura y se sientan cómodos, a pesar de la alteración propia de la situación. En estos días lo que está dilucidando es el horario para la primera fase, sobre lo que están valorando abrir de 10:30 a 13:30 y de 18:00 a 21:00 horas.

Sobre el autor

Noticias Relacionadas